LOS SMARTPHONES Y LAS TABLETAS HAN CAMBIADO MIS HÀBITOS DIGITALES Y LO QUE PUEDO HACER, DÓNDE Y CÓMO


image

image

No se lo que os ocurrirá al resto de los blogueros, tuiteros… gente entusiasta de lo digital y tecnológico en la educación y en la vida personal. Llevo 26 años entre ordenadores, juegos, documentos, presentaciones, archivos multimedia, imágenes, páginas web, blogs y , más recientemente, redes sociales, pero todo se ha acelerado últimamente.

DOS AÑOS DE CAMBIO

Lo más importante, en estos dos últimos años de mi vida digital, es que han cambiado mis hábitos, usos, productos, formas…
Hace dos o tres años usaba mi ordenador de sobremesa en el trabajo, mis emails y mis archivos de ofimática y multimedia. Mis correos, en itinerancia, los gestionaba desde una BlackBerry Pearl y llevaba un pesado portátil en la cartera cuando era necesario. En casa, un notebook más versátil, ahora con Windows 7, y punto.
El correo electrónico era crucial, las presentaciones, los informes en Word o pdf mi producto por excelencia. La música en formato mp3, compañera.
La web y los blogs eran y siguen siendo mis preferidos.

LA BRECHA TRABAJO-CALLE SE ENSANCHA

Dos o tres años depués, el ordenador de todos los dias, más obsoleto que en mi anterior trabajo, sigue igual. Lo que produzco con él también solo que con programas más obsoletos. Los portátiles pesados siguen ahí también.
Pero en la vida “real” los cambios se suceden rapidísimamente desde hace dos años:

-Mi BlackBerry se convirtió en un smartphone Android. Ahora hay cosas que ya no hago con un ordenador ni con otros dispositivos. Los correos electrónicos se han reducido a la mitad. La mayoría de las fotos las hago con el teléfono. Las distribuyo al instante en Panoramio, Picasa o las redes sociales. Contacto desde el smartphone con Twitter, Facebook, Google Plus… enlazo los links y abro en el navegador del teléfono. Contadas veces hablo por teléfono.

-En mi casa hay un iPad desde hace más de un año y una tablet Asus desde hace unas semanas. Releer los links en el navegador, buscar en internet, leer un ebook, ver vídeos de música con el cable hdmi, repasar las últimas noticias, bloguear, tuitear…. nunca más uso el portátil para eso. El iPad fue revolucionario. Arranque instantáneo, 9 horas de batería, ligero, brillante, táctil. Tiene GPS y lo he llevado mucho en mi mochila los fines de semana al monte, lo he llevado a reuniones para tomar apuntes, entrar en Internet…, tiene apps para dibujar, oir, bloguear, leer, escribir…, aunque es desesperantemente cerrado y deliberadamente limitado. Por suerte la Asus es todo lo contrario y tiene -en muchas cosas- lo que le falta al de Apple.

-Mi notebook con W7 no va mal, va fenomenal. W7 es el mejor Windows que he tenido nunca. Tengo Office 2010, (también Libreoffice claro) lo mejor que puede tener un profesional hoy, pero fuera del trabajo no le encuentro sentido para la mayoría de las cosas que hago. Tarda en arrancar, hay que enchufarlo a la hora y media, sus programas son pesados y complejos muchas veces para hacer algo simple. “Odio” el ratón y la navegación con el, la experiencia táctil es otra cosa. No entiendo cómo siguen entregando netbooks en las escuelas hoy día. Para cuando pienso en enchufar el portátil, ya lo he hecho en la tableta. No voy a hablar de la portabilidad. La Asus pesa 660 gramos y unos milímetros de grosor, no hay comparación.

HAGO COSAS DISTINTAS PERO ALGUNAS ME PARECEN SUPERFLUAS

Blogueo directamente en mi tableta (ver foto). Lo hago en cualquier postura y cualquier lugar. Puedo chatear o comunicarme con gente a la que no vería en años o meses, pero también lo hago con gente que no conozco personalmente ni se realmente dónde están o que hacen exactamente. Y cada vez dedico más tiempo a esto sin darme cuenta. Es cierto que me entero de cosas, que antes ni imaginaba, al instante. Leo artículos e informes recién publicados porque sigo a sus autores y los incorporo a mis blogs. Charlo, pongo fotos y sigo gente nueva. Hay redes sociales profesionales, privadas, de grupo, extensas, rápidas, nuevas…. Pero no se, ahora mismo, a dónde lleva todo esto. Facebook ya me aburre y espero que Google Plus sea mejor. Twitter me gusta pero no tengo interés en tener nosecuantos seguidores. No vendo nada.
Casi no escribo correos y consumo más multimedia, pero apenas almaceno nada, en comparación a hace dos años. Me doy cuenta de que no se estar desconectado sin WiFi o 3g.
Esto está cambiando pero, como siempre, ni es general, ni es igualitario. Hay mucha gente conectada pero hay enormes bolsas de desconectados o enganchados al ordenador de sobremesa del trabajo, deliberadamente limitado por la empresa u obsoleto.
A veces pienso que la vida digital es bastante superflua y que muchos de nuestros trabajos, incluyendo la educación y la administración, tardarán años en salir de su ofimática y su cliente-servidor, o de sus netbooks con moodle. ¿Hacia dónde estaremos yendo?

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s